image
Lo que Dios Aborrece


Para Reflexionar

Gracias a Dios que por su misericordia un día salio a nuestro encuentro y nos rescató de las garras de Satanás. Esa vez y muchas otras veces y quizás me atrevería decir que muchos de nosotros a diario renovamos nuestra entrega con Jesús de entregarles nuestra vida y de aceptarlo como nuestro único Señor y Salvador. Tenemos que estar claro en ello y saber que Yahvé nuestro Dios nos quiere calientes no sea que nos vayamos a identificar con el versículo del Apocalipsis 3:15 "Conozco tus obras: No eres ni frió ni caliente. ¡Ojalá fueras frió o caliente! Pero porque eres tibio y no frió o caliente, voy a vomitarte de mi boca." Eso significa que Yahvé nos quiere firme en El, en especial en lo que creemos.

Hubo un tiempo en el que Yahvé nuestro Dios y Padre dejó que hiciéramos lo que quisiéramos, pero el Señor a través de la historia nos a enseñado que le agrada y que no le agrada, lo que quiere que hagamos y lo que le disgusta. "Entonces fue cuando Yahvé nos ordenó poner en practica todos estos preceptos y temerle a Él, nuestro Dios, pues por ese camino nos iría bien y El nos daría vida, como hoy es el caso." (Deuteronomio 6:24)

El Señor nos cuida y nos protege a cada segundo, ¿dime tu crees en ello? Como él dice. "Lo cuido como a la niña de mis ojos," Deuteronomio 32:10. Eso es lo que hace Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, cuidarnos como a la niña de sus ojos. Amén, aleluya.

El Señor habla a través de su Palabra y los siguientes versículos nos hablan de como el Señor condena y aborrece la adivinación, brujería, hechicería, leer horóscopo, la guija, lectura de carta, lectura de la mano. Los siguientes versículos te servirán para ayudar a muchos que todavía creen en la superstición y si estamos dudosos aclararán nuestras dudas.

  • Así habla Yahvé, tu redentor, el que te formó desde el seno materno: Yo, Yahvé, he hecho toda las cosas, yo solo estiré los cielos, yo afirmé la tierra, y quien estuvo conmigo? Hago fracasar las predicciones de los magos, y divagar a los adivinos; hago que los sabios se retiren y que su ciencia no acierte. Yo confirmo las palabras de mi servidor y hago que resulten los planes de mis mensajeros. (Isaías 44:24-26)

  • Escucha, Israel: Yahvé, nuestro Dios, es Yahvé único. Y tu amarás a Yahvé, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. (Deuteronomio 6:4)

  • Por eso, guárdate de olvidar a Yahvé, tu Dios, descuidando los mandamientos, los preceptos y las normas que yo te prescribo hoy. (Deuteronomio 8:11)

  • Que no haya en medio de ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego; que nadie practique encantamientos o consulte a los astros; que no haya brujos ni hechiceros; que no se hallé a nadie que se dedique a supersticiones o consulte los espíritus; que no se halle ningún adivino a quien pregunte a los muertos. Porque Yahvé aborrece a los que se dedican a todo esto, y los expulsa delante de ti a causa de estas abominaciones. Tu, en cambio, te portarás bien en todo con Yahvé, tu Dios. Esos pueblos que vas a desalojar escuchan a hechiceros y adivinos, pero a ti, Yahvé, tu Dios, te dio algo diferente. (Deuteronomio 18:10-4)

  • Josías se conformó en todo a las Palabras de la Ley escrita en el libro que el sacerdote Helquias había encontrado en la Casa de Yahvé. Fue así como eliminó a los espiritistas y a los adivinos, los idolitos familiares y los ídolos, y todas esas cosas asquerosas que se veían en el país de Judá y en Jerusalén. (2 Reyes 23:24)

  • Todo hombre o mujer que llame a los espíritus o practique hechicerías morirá. Los apedrearan y su sangre caerá sobre ellos. (Levítico 20:27)

  • No se dirijan a los brujos ni a los que llaman a los espíritus; no los consulten no sea que con ellos se manchen: ¡Yo soy Yahvé! (Levítico 19:31)

  • No practique la hechicería ni la astrología.

  • Pero la mujer respondió: "Bien sabes que por mandato de Saúl han sido expulsados del país todos los hechiceros y adivinos. ¿Para que me tientes y me expones a la muerte? (1 Samuel 28:9)

  • Sacrificó a su hijo por el fuego. Practicó los presagios y la magia, hizo traer adivinos y brujos, haciendo sin cesar lo que Yahvé condena, y provocando así su ira. (2 Reyes 21:6)

  • El que ofrezca sacrificios a otros dioses, fuera de Yahvé, será muerto. (Éxodo 22:19)

  • Y si les dicen a ustedes: "Consulten a los espíritus y a los adivinos que cuchichean y murmuran", responderán: ¡Por supuesto, todo pueblo debe consultar a sus dioses! ¡A ver si los muertos podrán aconsejar a los que viven! Ojalá dijeran: "Vuelvan a la Ley y las declaraciones de Dios", y estén de acuerdo con esta palabra en que no hay tinieblas. (Isaías 8:19)

  • Yahvé, has rechazado a tu pueblo, a los hijos de Jacob, porque su país esta lleno de adivinos y de magos, como los hay entre los paganos. (Isaías 2:6)

  • Pero para los cobardes, los renegados, los corrompidos, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idolatras, en una palabra, para todos los falso, su lugar y su parte es el lago que arde con fuego de azufre, que es la segunda muerte. (Apocalipsis 21:8)


Cuanto te necesito mi Dios.

Por E. Genao